Wednesday, May 3, 2017













IN CASE IT HAPPENS


Turn around and give your back to the blast.
Cover your eyes and lay flat on the floor.
Wait until the heat wave and the two shock waves have passed.


Cover your nose and mouth until the fallout is over.






Do not contaminate shelter with radioactive dust.
Unclothe and shower before entering.
Turn off ventilation system. Seal doors and windows.
Stay in shelter until you are told to do so.
Listen to the radio for instructions.








Use only water and food you have stored in advance. 


In case it happens... Remember...
Just remember....






2 comments:

freedom said...
Excellent ......... the issue a major disaster nuclear means to exterminate the human race in general and the destruction of nature Let blessings Do not ever. Peace is what the most beautiful gift of life. Great job! !
Las exploraciones estéticas de Manuel Lasso said...
From: hadaa_takhi@yahoo.com
To: PRVASQ131195@aol.com
Sent: 9/26/2010 7:44:11 A.M. Central Daylight Time
Subj: Re: In case it happens...

Dear friend Manuel Lasso,
Thank you very much for your kind letter.
I have enjoyed the Click here: Las exploraciones estéticas de Manuel Lasso

Thanks a lot for sharing with me your last work . You are wonderful! for peace...

Sendoo,

Tuesday, April 18, 2017















Dante and Virgil thinking about the large amount of victims after a nuclear confrontation.



Manuel Lasso









Sunday, December 4, 2016










 LA NATIVIDAD A LO LARGO DE LOS SIGLOS

THE NATIVITY THROUGH THE CENTURIES







Nativity. Unknown. 1150





En esta escena, de autor desconocido, de los tiempos del rey Ricardo Corazón de León, todos los personajes de la Natividad, incluyendo a los ángeles y a los animales, parecen mirar hacia otro lado y no al lugar donde se encuentra el Niño Jesús. Los Reyes magos están en camino a Belén.

In this scene from the time of King Richard the Lionhearted, all the characters of the Nativity, including the angels and the animals, seem to be looking somewhere else and not at the place where Baby Jesus is. The Magi are on their way to Bethlehem.





Nativity. Giotto di Bondone. 1320


Giotto di Bondone fue uno de los primeros en contribuir con el Renacimiento Italiano. Cuando empezó a usar la perspectiva alcanzó tanta destreza en sus pinturas que sus contemporáneos lo empezaron a llamar padre del arte moderno.Fue capaz de pintar las emociones humanas con gran detalle. En esta pintura de 1,320 delineó el intenso amor que sintió la Virgen María por su  hijo recién nacido. Varios ángeles revolotean encima de la Virgen mientras que uno anuncia el nacimiento a los pastores en el lado derecho. San José, un tanto apesadumbrado, se encuentra sentado en el lado inferior izquierdo. El Giotto nunca se olvidó de sus orígenes humildes. Sus cabras y ovejas se ven en el lado inferior derecho. Esta obra fue iluminada años después que la Divina Comedia fuese escrita por Dante Alighieri y con anterioridad al inicio de la Muerte Negra.
Giotto di Bondone was one of the first to contribute to the Italian Renaissance. When he began to use perspective he became so skilled in his paintings that his contemporaries called him the father of modern art. He was able to paint human emotions in great detail. In this 1,320 painting he outlined the intense love Mary felt for her newborn son. Several angels flutter above the Virgin as one announces the birth to the shepherds on the right side. Joseph, somewhat mournful, is sitting on the lower left side. Giotto never forgot his humble origins. His goats and sheeps are seen on the lower right side. This work was illuminated years after the Divine Comedy was written by Dante Alighieri and before the beginning of the Black Death.



Hugo van der Goes. Portinari Altarpiece. 1475


Este es el cuadro de los campesinos. En el panel central se ve a tres pastores de rostros rústicos con sus herramientas colocándose de rodillas frente al Niño Jesús. La eucaristía está representada por los ángeles con vestidos litúrgicos y por la analogía visual de los manojos de trigo con el cuerpo de Cristo. La pasión esta representada por las expresiones sombrías de las otras figuras y por las vasijas de tipo albarello que solían contener ungüentos de apotecarios y plantas medicinales. Se suponía que el nacimiento de Jesús tenía poderes curativos porque tendría que ocurrir para lograr la salvación de la humanidad del pecado original.Esta obra fue concluida un año antes de que naciera Cesare Borgia, el hijo del Papa Alejandro VI, quien serviría de inspiración para la escritura de El Príncipe de Machiavello. 
This is the Nativity of the peasants. In the middle three shepherds with rustic faces, holding their tools, kneel down in front of Jesus. The Eucharist is represented by the angels in liturgical garments and by the visual analogy of the wheat bundles with the body of Christ. The passion is represented by the somber expressions of the other figures and by the albarello  type vessels which used to contain ointments of apothecaries and medicinal plants. The birth of Jesus was supposed to have healing powers because it would have to occur in order to bring the salvation of humanity from original sinThis work was completed a year before the birth of Cesare Borgia, the son of Pope Alexander VI, who would serve as an inspiration for the writing of The Prince by Machiavelli.

 


Adoration of the Magi. Leonardo da Vinci. 1481


Esta Natividad fue iluminada dos décadas antes que Leonardo pintara el retrato de Lisa Gherardina, La Gioconda. Las imágenes de la Virgen María y del Niño Jesús forman un triángulo con los Reyes Magos que se encuentran de rodillas, en adoración. Al fondo, al lado izquierdo, se observan las ruinas de un templo pagano en reparación. A la derecha, hombres a caballo sostienen una batalla. El árbol de la palma, al centro, está asociado con la Virgen María, porque existe una alusión a ella en la Canción de Salomón, quien predijo su futura existencia. Algunos críticos creen que a la derecha se ha representado a un joven Leonardo. Muchos estudiosos han tratado de encontrar lo que fue pintado por da Vinci y lo que fue iluminado por otros; pero el dibujo y la composición sólo puede pertenecer a Leonardo da Vinci.

This Nativity was illuminated two decades before Leonardo painted the portrait of Lisa Gherardina, La Gioconda. The images of Mary and the Child Jesus form a triangle with the Three Wise Kings who are on their knees in adoration. In the background, to the left, we can see the ruins of a pagan temple in repair. On the right, men on horseback hold a battle. The palm tree at the center is associated with Mary because there is an allusion to it in the Song of Solomon, who predicted her future existence. Some critics believe that a young Leonardo has been represented on the right. Part of this composition was influenced by a work by Rogier van der Weyden. Many scholars have tried to find what was painted by da Vinci and what was illuminated by others; but the drawing and the composition can only belong to Leonardo da Vinci.





Lorenzo Costa. Nativity. 1490



En esta obra de Costa ya no se observan ángeles ni pastores ni Reyes Magos ni animales. Los edificios de la lejanía y el mar todavía predominan en la mente del artista; lo mismo que la serenidad de la Virgen María en oración y el rostro compungido de San José. El descubrimiento del Nuevo Mundo ya está cerca.

In this Costa's work  no more angels nor shepherds nor Magi nor animals are observed. The remote buildings  and the sea still predominate in the mind of the artist; as well as the serenity of Mary in prayer and the pitiful face of Joseph. The discovery of the New World was already near.



 

Jan Gossaert. The Adoration of the Kings. 1510



Al centro de esta pintura la Virgen y el Niño están sentados sobre las ruinas de un edificio.
Caspar se encuentra arrodillado frente a ellos y el Cristo Niño le ofrece una moneda de oro como si fuese una hostia. Seis campesinos y un asno observan desde el fondo. Ya no son representados con predominio. San José, vestido de rojo y con barbas canosas mira detrás de una columna a la izquierda. A la derecha Melchor sostiene su regalo acompañado de cuatro asistentes. A la izquierda, Baltazar con su regalo y tres ayudantes. En este mismo año fallecería y pasaría a la eternidad Sandro Boticelli. 

At the center of this painting Mary and Child are sitting on the ruins of a building. Caspar is kneeling in front of them and the Christ child offers him a gold coin as if it were a host. Six peasants and an ass look from the bottom. They are no longer represented with predominance. Joseph, dressed in red, with gray beards, looks from behind a column to the left. To the right, Melchor hold his gift accompanied by four assistants. On the left, Baltazar, with his gift and three helpers. This same year Sandro Boticelli would go belly up and would pass to eternity.




El Greco. The Nativity. 1603-05


El Greco había pintado  otras Sagradas Familias con anterioridad; pero en ésta no incluyó  a los Reyes Magos, los ángeles o los pastores. En la parte inferior se divisa la cabeza de un buey que parece estar mirando hacia arriba.


Greco had painted other Sacred Families before; but in this case he did not include the Magi, the angels or the shepherds. At the bottom you can see the head of an ox which seems to be looking upwards.




Michelangelo Merisi da Caravaggio. Nativity with San Lorenzo and San Francesco. 1609


Caravaggio era famoso porque usaba como modelos a gente ordinaria de la vida diaria y pintaba sus cuadros de un modo poco tradicional. En esta Natividad pintó a la Virgen María exhausta y débil luego del parto. A comienzos del siglo XVII esto fue visto como un gesto irrespetuoso y blasfemo porque hasta ese entonces se prefería representar a la Madre del Salvador como a una monarca poderosa llena de vitalidad y de riquezas. Esta es la época en que Cervantes y Shakespeare habían concluido sus obras más famosas. De ahí las imágenes del príncipe Hamlet y de Cardenio que algunos personajes del cuadro parecen despertar en la mente de los videntes. 

Caravaggio was famous because he used  daily life, ordinary people as models and made his paintings in an unconventional way. In this Nativity he painted the exhausted Mary after childbirth. At the beginning of the seventeenth century this was seen as a disrespectful and blasphemous gesture because until then it was preferred to represent the Mother of the Savior as a powerful monarch full of strength and riches. This is the time when Cervantes and Shakespeare had completed their most famous works. Hence the images of Prince Hamlet and Cardenio that some characters of the picture can awaken in the mind of the seers.





"Esperando que las Navidades traigan la amistad y la paz entre los habitantes de este planeta y que los pensamientos de una   mutua destrucción nuclear cesen para siempre".
"Hoping that this Christmas brings peace and friendship among the inhabitants of this planet and that the thoughts of mutual nuclear destruction cease forever".






Feliz Navidad y floreciente Año Nuevo!
Merry Christmas and Happy New Year!



Manuel Lasso



and

El danzarín de las Fiestas del Tayta Shanti


From Lima, Peru

Wednesday, November 23, 2016

Saturday, May 7, 2016








LEA EL CUENTO EL VERBO MÁS DEVASTADOR
                     
                                   por Manuel Lasso


Tomado de la colección de cuentos El danzarín de las Fiestas del Tayta Shanti










Saturday, January 9, 2016












      Existe un lugar muy pequeño en el universo, llamado 7Qx-Tlonk, en el que sus habitantes se inclinan por arreglar sus conflictos, a veces no muy trascendentales, amenazando inmediatamente con guerras y destrucciones nucleares. ¿No hay alguna forma menos primitiva de conciliar esas diferencias?  


      There is a very small place in the universe, called 7QX-Tlonk, in which its inhabitants are inclined to settle their disputes, sometimes not very transcendental, threatening immediately with war and nuclear destruction. Isn't there a less primitive way to reconcile those differences?
Manuel Lasso
Autor de El carnicero de Lyon
Author of The butcher of Lyon
and
El danzarín de las Fiestas del Tayta Shanti























Friday, December 25, 2015












POEMA XLVI DE TRILCE
by César Vallejo
La tarde cocinera se detiene
ante la mesa donde tú comiste: 
y muerta de hambre tu memoria viene 
sin probar ni agua de lo puro triste. 
Mas, como siempre, tu humildad se aviene 
a que le brinden la bondad más triste. 
Y no quieres gustar, que ves quien viene 
filialmente a la mesa en que comiste. 
La tarde cocinera te suplica 
y te llora en su delantal que aún sórdido 
nos empieza a querer de oírnos tanto. 
Yo hago esfuerzos también, porque no hay 
valor para servirse de estas aves. 
¡Ah! Qué nos vamos a servir ya nada.
.
.
.

.
.
Sobre el poema XLVI de Trilce
Manuel Lasso
       
           En este abril como aquel en que César Vallejo se fue desde su habitación de París, hace más de seis decenios, aniquilado por una fiebre sibilina a la que nadie pudo entender, me gustaría rendir homenaje a su memoria, como quien pasa un bálsamo sobre su sufrimiento final, tratando de descifrar el poema XLVI de Trilce.
        Este poema, aparentemente oscuro y enigmático, que desde su aparición ha sido interpretado de modos diversos, se puede comprender mejor y se nos puede revelar de una manera más sorprendente después de leer el valioso testimonio que nos dejó Juan Espejo Asturrizaga en el libro titulado "Vallejo: itinerario del hombre".
          En este manantial de información nos enteramos que en 1918, en los tiempos en que todavía se enseñaba con la palmeta en la mano, Vallejo trabajaba como profesor de educación primaria en la escuela Barros de la ciudad de Lima. En esa época, sediento por compenetrarse con otras almas literarias ya había acudido a la Biblioteca Nacional para conocer al anciano Manuel González Prada, a quien encontró humedeciendo un dedo en una copa de agua para adherir un sello a su correspondencia. Con anterioridad Vallejo había visitado a José María Euguren en el balneario de Barranco. El poeta lo recibió muy afablemente y le mostró una colección de fotografías azulinas y pardas que había tomado con una cámara de su invención a una soprano conocida y a un saltimbanqui de playa y que guardaba encoladas en un álbum de tapas de cuero.
         Estaba por concluir la Primera Guerra Mundial, aquella conflagración de zanjas impregnadas de gases venenosos y rebozantes de combatientes caídos. Mientras que en Europa, soldados alemanes y franceses corrían con fusiles en mano, de una trinchera a la otra, entre explosiones, cortando alambrados y esquivando las balas de las ametralladoras, en la ciudad de Lima, César Vallejo tenía que eludir las miradas ardientes que le enviaba una muchacha morocha y agraciada que se llamaba Otilia y que vivía en la calle Maravillas.
          Rápidamente se convirtieron en amantes. Sobre ella existen varias referencias en Trilce. El amoroso Vallejo solía sacarla a pasear los domingos por la tarde. Se iban platicando por la Bajada de Santa Clara y al llegar a la esquina de la Escuela de Bellas Artes continuaban por la calle San Ildefonso. Vallejo avanzaba lentamente con un terno azul marino apretado, una camisa blanca de cuello almidonado, probablemente planchado por Otilia y una menuda corbata bermellona. Empuñaba un bastón charolado de punta metálica que llevaba más por adorno que por necesidad. Ese sería el bastón con el que, posteriormente, se tomaría una fotografía apoyando el mentón sobre una mano. A su lado iba ella con su mirada traviesa y con la cabeza cubierta por un sombrerito negro y redondo.
          Después de pasar por el puente Balta se detenían en un lugar donde vendían comida. Casi muertos de hambre se sentaban a una mesa rústica y él dejaba el brillante bastón apoyado en la banca. La cocinera con su delantal, sin poder dejar de oír la conversación y las risas de los amantes, les servía un plato de arroz con pato, esas aves con culantro, exquisitez de la culinaria peruana, con piernas de ave teñidas de verde y adornadas con fragmentos rojos de pimentón. Mientras comían, Otilia escuchaba lo que Vallejo, con el ceño inevitablemente fruncido y con sus ojos tristes e indagantes, le decía.
          Tiempo después, cuando el apasionado romance concluyó Otilia guardó sus prendas íntimas dentro de unas maletas de cuero y se marchó para siempre en un tren que la llevó a su pueblo natal de San Mateo. De nada le sirvieron a Vallejo, para amainar sus sufrimientos, las numerosas cartas que le envió ni la contemplación de las fotografías pardas que guardaba de ella. En un intento ritual de apaciguar el dolor causado por la ausencia de la amada, volvió a recorrer las mismas calles, a la misma hora del domingo, tratando de acordarse de las cosas que le había dicho, hasta llegar a sentarse triste y agotado, a la misma mesa de las suplicantes cocineras con delantal que le volvían a servir el mismo plato de arroz con pato que había saboreado con Otilia. Fue así como en un intento desesperado de aliviar su nostalgia idílica, como abrumado por la ausencia irremediable de la idolatrada, apoyado en un barandal del puente, con el entrecejo arrugado de indio moche, escribió el poema XLVI de Trilce. Regresemos al poema y volvámoslo a leer.
.
.
.
.

IN CASE IT HAPPENS Turn around and give your back to the blast. Cover your eyes and lay flat on the floor. Wait unti...