Tuesday, October 28, 2008

Carta a una buena amiga







(Leída en el programa radial Caleidoscopio, FM Raíces 88.5 Argentina.)

Date: 17/3/ 2007
Subject: Sobre García Márquez y Neruda
From: prvasq131195@aol.com

Querida amiga. La única vez que hablé con García Márquez fue en la Universidad de Columbia, en Nueva York, cuando dio una charla a los estudiantes como parte de sus obligaciones por ser Profesor Honoris Causa en esa institución. Tuvimos clases con él por tres días. Creo que Frank MacShane fue el profesor que lo invitó esa vez. Nos dijo cosas muy interesantes sobre la manera de escribir un cuento. Me sorprendió que mencionara a Abraham Valdelomar y que dijera que este peruano sabía como construir el inicio de un cuento. Los estudiantes preguntaban "¿Quién? ¿Quién?" Y es que nuestro ilustre iqueño no había traspasado las fronteras peruanas todavía y eran pocos los que sabían de él. Gabo lo conocía muy bien. Al segundo día pidió que un estudiante leyera un cuento para deconstruirlo y yo leí uno de mis primeros textos. Le gustó bastante. Al final se llevó la revista donde estaba el cuento. Segun él, para estudiarlo y ver porqué le parecía tan interesante.

La vez que vi a Pablo Neruda fue en el Paraninfo de la Facultad de San Fernando, en Lima. La invitación para la charla fue una improvisación. Faltando media hora para la reunión mis compañeros me dijeron "Va a hablar Neruda... ¿Quieres venir?" Por supuesto que dejamos todo lo que estábamos haciendo y nos fuimos a la entrada del local. Era una tarde un poco nublada. En el lugar no cabía más gente. No se podía entrar. Tampoco se podía salir. Nunca he visto una audiencia tan grande metida dentro de un auditorio como el del paraninfo. La gente se estaba asfixiando. Estaban apretadísimos. El que lo invito fue Luis Alberto Sanchez. Los estudiantes venían en gran número de otras universidades, de Ingenieria, de La Agraria, de la Católica, de la San Martín de Porres, de la ciudad universitaria y aunque un poco frustrados, se tuvieron que contentar con escuchar por los altavoces externos. Dentro estaban cantando La Internacional. De repente el gran Neruda recitó, con su voz ronca y su acento chileno, el inicio de su Canto General:

"...Yo estoy aquí para contar la historia.
Desde la paz del búfalo..."

Tan pronto mencionó la palabra búfalo se escuchó una risotada general. El poeta se quedó en silencio sin poder comprender la causa del alboroto. No podía entender. Todo el mundo gritaba y zapateaba, como si se tratara de una venganza en contra del maestro Sánchez, quien impotente y sonrojado, miraba de un lado a otro con sus gruesísimos lentes que le agrandaban más los ojos. Afortunadamente la audiencia recobró la serenidad y el venerado Neruda pudo continuar con su lectura.
Esa vez entendí que nuestros pueblos pueden estar en el subdesarrollo social y económico; pero se encuentran por encima de otras naciones cuando se trata de la inclinación y el amor por el arte y la cultura.

Manuel










No comments:

  Ode to a Nightingale BY JOHN KEATS The emotional state of Keats was very important in t...