Saturday, February 28, 2009


From CRITIQUE TO HUMAN ESTULTITIA

by Manuel Lasso



BERNARDO: Nothing would remain intact?

ORESTES
: Absolutely nothing. The carbonized birds will drop over the ashes like hot stones. Everything would be transformed into a desolate place covered by cinders and leafless little trees. Below those trees, in that metafinite cosmos, under the shadow of its branches, we will keep waiting for Godot, eating carrots and announcing with Estragon that there is still nothing to do.


BERNARDO:
¿No permanecerá nada intacto?

ORESTES
: Absolutamente nada. Los pájaros carbonizados caerán como piedras calientes. Todo se transformará en un lugar desolado cubierto por cenizas y árboles deshojados. Debajo de estos, en ese cosmos metafinito, bajo la sombra de sus ramas, seguiremos esperando a Godot, comiendo zanahorias y anunciando con Estragón que todavía no hay nada que hacer.




Monday, February 2, 2009

CRITIQUE TO HUMAN ESTULTITIA

.
.
CRITICA A LA ESTULTICIA HUMANA
.

.
The four horsemen of Apocalipse.
.
"To the dead ones who dare to stand up, the horseman of the black horse, the one causing famine, will hit them in the head with his balance and will knock them down..."
.
"A todos los muertos que se atrevan a levantarse el jinete del caballo negro, el que traerá la hambruna, los golpeará en la cabeza con su balanza y los derribará..."

.
Tomado de
CRITICA A LA ESTULTICIA HUMANA

por Manuel Lasso
.
.
.
.
.
MASA
.
.
.
.

Al fin de la batalla,
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: “¡No mueras, te amo tanto!”
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
.
Se le acercaron dos y repitiéronle:
“¡No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!”
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
clamando: “¡Tanto amor y no poder nada contra la muerte!”
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Le rodearon millones de individuos,
con un ruego común: “¡Quédate hermano!”
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Entonces, todos los hombres de la tierra
le rodearon; les vio el cadáver triste, emocionado;
incorporóse lentamente,
abrazó al primer hombre; echóse a andar…

César Vallejo
10 de noviembre de 1937

.

.

.

MASA: UNA ESCENA DE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA
.
.

..........Los momentos espantosos de la guerra civil española, con sus innumerables demostraciones de heroísmo e idealismo, produjeron marcas imborrables en los intelectuales de la época. Son conocidas las atestiguaciones de Octavio Paz en El laberinto de la soledad y los testimonios llenos de nostalgia de Pablo Neruda en España en el corazón.
.
..........César Vallejo también se conmovió con la violencia de la contienda. Tras asistir en Madrid al Segundo congreso internacional de escritores para la defensa de la cultura viajó al frente de batalla donde presenció personalmente los horrores de la guerra. Tal vez en algún momento deseó quedarse, con un fusil y un revólver lavado en las manos, para pelear junto con los otros voluntarios de la República.


.
..........Pero como afirmaba Miguel Hernández, mientras que algunos tenían que morir con el mentón firme y la cabeza bien en alto, otros tenían que cantar los hechos por encima de los fusiles. Entonces Vallejo regresó a Francia para sentir el calor diario de la amada debajo de las cobijas y para redactar, con todo lo visto y oído, el poemario titulado España, aparta de mí este cáliz.


.
..........Esta fotografía de un miliciano herido, que ya dobla las piernas y suelta el fusil, fue la más difundida de todos esos tiempos. En ella se ve caer al combatiente Federico Borrell García, de Alcoy, luego de ser alcanzado mortalmente por una bala franquista en la batalla del cerro Muriano durante el último empeño republicano de recapturar la ciudad de Córdoba.
Fue tomada por el fotógrafo húngaro Robert Capa, con una cámara Laika de 35 milímetros y apareció publicada en la revista Vu de París el 23 de septiembre de 1936, convirtiéndose innegablemente en la imagen más renombrada de todo el conflicto.


.
..........Al año siguiente, el autor de Piedra negra sobre una piedra blanca concluyó su composición más surrealista y universal, el poema Masa; y le puso la fecha del 10 de noviembre de 1937. Es posible que haya sido concebido casi al final de la obra, luego de varios intentos; inclusive el poema que lo antecede parece ser un borrador de lo que viene. Sin embargo no pudo verlo publicado porque falleció poco después, el 15 de abril de 1938, aniquilado por una fiebre maligna de origen incierto que nadie pudo entender.


.
..........Fue como si la formidable Muerte que Vallejo describiera caminando por los cementerios bombardeados y por los campos de batalla de España, con su cognac, su pómulo moral, sus pasos de acordeón y su palabrota, hubiese venido a buscarlo hasta su habitación parisina para llevárselo al Montparnasse aunque lo hubiese tenido que hacer en contra de su propia voluntad.


.
..........Hoy, 10 de noviembre, meditamos por unos momentos para recordar la mañana en que en una antigua máquina de escribir César Vallejo dio forma final a este poema. Y aunque fuimos los únicos, nos alejamos caminando detrás del combatiente que se acababa de incorporar lentamente y que se había echado a andar...
.

.
Manuel Lasso
10 de noviembre del 2002
.
.

.

.

El odio nunca curó al odio. Es el amor el que lo alivia; el gesto noble, la mano amiga... . Hatred never healed hatred. It is love...